ADORAR ES SERVIR CON NUESTRO TIEMPO. II

Todos sin excepción debemos cumplir con responsabilidades, ya sea en el hogar, el trabajo, el estudio o si desarrollamos algún ministerio en la iglesia.

Pero ¿qué pasa cuando nos dejamos llevar por la pereza, la negligencia y la irresponsabilidad a la hora de cumplir con dichas labores?

No solo estamos dando mal testimonio sino que estamos dejando el nombre de nuestro  Señor Jesús muy por debajo, así que evalúe en que cosas está usted fallando, es de los que llega tarde a su trabajo, no cumple con sus labores en su hogar, en su empresa o en su lugar de estudio o es de los que deja las cosas para última hora cuando tuvo el suficiente tiempo para dejarlas preparadas.

Mire como nos dice las Escrituras acerca de aquel que es diligente:

¿Has visto a alguien diligente en su trabajo?  Se codeará con reyes,  y nunca será un Don Nadie. Pro 22:29

El Señor premia a aquellos que son diligentes, esforzados y responsables.

Entonces quiero animarlo para que asuma un comportamiento como un hijo del Reino de los Cielos. 

 

ImprimirCorreo electrónico

ADORAR ES SERVIR CON NUESTRO TIEMPO.

Cada día parece que el tiempo rinde menos aunque en nuestros relojes se marcan las mismas 24 horas. Esto hace que nuestro tren de vida sea más acelerado, por ende debemos tener un muy buen manejo de nuestro tiempo.

Tal vez usted se estará preguntando cómo es que se adora al Señor Jesús con nuestro tiempo, pues bien; la primera cosa es saber invertir nuestro tiempo, si el día trae 24 horas para ejecutar cualquier cantidad de actividades, de esas 24 horas cuánto tiempo está usted sacando para pasar a solas con el Señor, qué tanto tiempo invierte usted en su devocional, es usted de los que ora sólo cuando se acuerda y necesita ayuda o lo hace como un estilo de vida y antes de empezar el día y al culminar se comunica usted con su creador. Con cuánta frecuencia lee usted la Palabra del Señor, lo hace a diario para escuchar su voz, o es de los que la tiene abierta en el salmo 91, más como un amuleto de la buena suerte. Cuánto tiempo saca usted para ir al templo a Adorar al Señor y estar en comunión con los demás hermanos.

Lamentablemente hoy en día es muy frecuente que se saque tiempo para todo, pero siempre Dios puede esperar, justo llega la visita antes de salir para la iglesia, aparecen amigos que vienen de otros lugares y quieren pasear el día domingo, se trabaja toda una semana pero no importa trabajar unas cuantas horas y días extras y se deja semanas y hasta meses sin ir a la presencia de Dios, se programan paseos familiares, asados y otras actividades comprometiendo el tiempo que sería dedicado al Señor.

Así que quiero invitarlo para que aun con su tiempo usted adore al Señor.

Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo. Ecl 3:1  

ImprimirCorreo electrónico

Rogar El Perdón Y El Favor De Dios

Esta semana que tuve la oportunidad de ir y comprar los alimentos para la cafetería de nuestra iglesia me encontré con que los precios habían subido, la pregunta del por qué no se dejó esperar y al hacerlo el vendedor me contestó: Pues por la sequía que hay; salí del lugar y comencé a decirle al Señor: Señor por favor haz que llueva, envíanos la lluvia, pero mientras oraba se me vinieron a mi mente las imágenes del pasado paro agrario en Colombia que dejó tantas secuelas, entonces le dije: Señor:  ¿Esto es un castigo?

ImprimirCorreo electrónico

Más artículos...

Dirección:

Carrera 80# 47-23

Teléfono:

(+57 4) 589 86 92

Register and Claim Bonus at williamhill.com