Mi nombre es Raúl Álvarez García, nací  hace 81 años en San Antonio.-Tolima.- Tengo 8 hijos.

Entrevista Marta Machado.

M.M. Hermano Raúl, quiero que me cuente el testimonio de su vida cristiana. Usted me recuerda mi pueblo, que aunque a mí no me tocó la violencia política y religiosa como a usted; sí he leído  algunos libros  que cuentan que los niños del campo maduran más rápido.  O que sus víctimas – las de la violencia -  durante más de cinco décadas no son de ella sino “víctimas del conflicto”. Es decir año a año han secuestrado niños para enseñarlos a manejar armas, pero siguen negando que los secuestren, sino que ellos quieren irse por los problemas de pobreza de sus familias.

R.A Así  fue mi niñez, no lograron llevarme para la guerrilla, pero sí fue una niñez supremamente difícil por dos cosas: la política y el agravante que mi madre era evangélica. Ella desde la cuna nos leía el Antiguo Testamento, y nos cantaba muchas canciones cristianas.

Cuando tenía 8 o tal vez  9 años de edad, la maestra de mi escuela, me quitó un librito pequeño del N. T que tenía en el bolsillo de la camisa. Me llevó bajo un árbol, estaba lloviendo y había un pantanero que me llegaba casi hasta las rodillas. Allí me dejó por tres horas. Mi compañía fue una marrana que había amarrada, bajo el árbol. Lo más triste es que nunca me devolvió mi librito.

Era tan terrible la persecución que mi pobre madre tenía que cocinar de noche, para que los “cachiporras” no vieran el humo del fogón. A mí me tocó ver, cómo cogían a las personas y las mataban delante de los hijos. Recuerdo a una señora que suplicaba no la mataran, para no dejar sus hijitos sin madre; le cortaron las piernas.

M.M ¡Dios mío hermano Raúl! terrible que un niño presencie esos actos de terrorismo tan crueles. ¿A usted no lo marcaron esos recuerdos?

R.ATanto que nos tuvimos que ir para otro lugar llamado Bilbao.-Tolima.- Allá no era tanta la violencia y por el contrario, mi madre fue muy feliz, porque llegaron unos misioneros americanos cristianos quienes  compraron un terreno y construyeron una iglesia muy humilde, pero asistíamos todos a aprender el Evangelio, y nos regalaron la Biblia.

En esos días llegó el gobierno de Rojas Pinilla, se formó el Frente Nacional y se acabó la persecución.

Quería contarle que esa persecución a los evangélicos la decretó a los obispos y curas el papa.

M.M Cuéntenos hermano Raúl ¿Qué son los cachiporras?  

R.A Ay! hermanita por Dios: Eran un grupo armado que se formó durante los primeros años de la violencia, conformado por campesinos conservadores procedentes de la vereda “chulavita” del municipio de Boavita.- Boyacá. Los llamaron chulavitas.

M.M Yo investigué más: Los chulalvitas trabajaban para el gobierno de turno. Cumplieron su misión con “eficacia”, mediante masacres horribles. Luego fueron usados como contrapaso a las guerrillas liberales, provenientes de los Llanos Orientales; llamados por algunos historiadores, como “paramilitares”.

Cargaban una cachiporra: Trozo de metal reluciente, con goma u otro metal resistente. Se usaba a modo de latigazo, aplicado sobre la cabeza del sujeto, con el fin de reducirlo, pero mataron mucha gente con él.

M.M Mejor cuéntenos algo más valioso de su vida. ¿Cuántos años hace que usted entregó su vida a Jesucristo?

R.A Allá en Bilbao, conocí a mi esposa,  ella no era conocedora  del Evangelio, pero aceptó primero al Señor que yo. Allá nacieron nuestros hijos y seguimos, como mi madre, enseñándoles la Palabra de Dios. Son ya 40 años.

Yo me llevé a mi familia para Berlín.- Tolima.- Allá formamos una Iglesia, hasta el año 94, que nos vinimos para Medellín.  

A mi madre le debo, el afán porque aprendiéramos a leer, he leído muchos libros. Sobre todo la Biblia. En ella aprendí: a ser esposo de una sola mujer, ser buen padre, y hemos recibido tantas bendiciones., que tengo PAZ Y SEGURIDAD SOLO EN EL SEÑOR.

M.M Fue un gustazo enorme hablar con usted, y conocer su vida que aunque llena de dificultades, ha logrado llegar a su edad, sano y lleno del Espíritu Santo. Le deseo que siga recibiendo sabiduría y bendiciones del Señor junto con su familia.   

 

Tags: TESTIMONIO,, RAUL,, ALVAREZ,, TOLIMA,

ImprimirCorreo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Register and Claim Bonus at williamhill.com