Somos Juan Pablo y Katherine Pérez de 23 años, y hacemos parte activa de la Iglesia.

Nuestro testimonio es muestra de cómo Dios sí puede disponer para nosotros la persona ideal y a nuestra medida como una bendición "que enriquece y no trae tristeza con ella".

Fuimos criados en familias cristianas y encaminados siempre en los buenos principios.

Aunque éramos personas con vidas y rumbos diferentes, nuestro Dios hizo que nuestros caminos se juntaran poco a poco y fue de esa manera que Nos conocimos en la congregación en el año 2008, sin embargo, años atrás cada uno oraba a Dios para que "horneara" o preparara la persona con la que queríamos compartir el resto de la vida. 

Poco a poco nos dimos cuenta que estábamos hechos el uno para el otro y nos hicimos novios.

Pasaron cerca de dos años y medio donde el amor, la pureza sexual y el respeto estuvieron presentes.

Principios como el del ahorro nos permitieron planear nuestro matrimonio que se llevó a cabo en febrero de 2011.

En nuestra boda fue muchísimo más notoria la obra que Dios venía haciendo en nuestras vidas; simplemente ambos nos centramos en servirle y no preocuparnos por lo que necesitaríamos para comenzar nuestro matrimonio... Y... Efectivamente Dios se fue encargando desde el detalle más pequeño hasta lo más importante que necesitábamos para comenzar. Las bendiciones llegaban de todos lados: sala, comedor, alcoba, nevera, lavadora, la luna de miel con todo pago... Y no es precisamente que viniéramos de familias pudientes, era simplemente la mano de Dios obrando en nosotros.

En temas de sexo también comprobamos que es el regalo de bodas que Dios da al hombre y la mujer, y que aunque no se haya estado con la persona antes de... No existe un punto de comparación, y esto nos permite construir nuestra propia historia de amor.

Hoy día, somos una pareja feliz, en donde el egoísmo ya no tiene cabida, sino que pensamos el uno en el otro, y somos como cartas abiertas, sin nada que esconder.

Infinitas gracias a nuestro Dios por regar nuestro amor día a día y permitirnos ser sus instrumentos.

 

Tags: SACERDOTES,, PABLO,, KATHE,

ImprimirCorreo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Register and Claim Bonus at williamhill.com